FacebookInstagram

La verdadera relación entre la Vitamina D y el sol

La verdadera relación entre la Vitamina D y el sol

Hablemos de lo conocido, esta vez tocando puntos reales acerca de la Vitamina D y el proceso por el que pasa cuando la tomamos directamente el sol.

El sol es la principal fuente de Vitamina D en los seres humanos de forma natural y casi que de forma espontánea, esto debido a que en una vida normal, estamos expuestos a luz solar en nuestras actividades diarias, por el tiempo recomendado por los médicos expertos.

De camino al bus, llevando a tus hijos al colegio, corriendo durante 15-20 minutos en tu ciudad, haciendo la compra de la semana, etc. 

La radiación ultravioleta es la responsable de producir esta Vitamina directamente en la piel, es por esto que los expertos recomiendan la combinación de hábitos saludables combinados con una dieta balanceada que incluya pescados como el salmón o el atún, huevos y quesos.

Blog 1- imagen 1

Las preguntas suelen llegar sobre la exposición al tiempo del sol, el uso de bloqueadores solares y la prevención de enfermedades como el cáncer de piel.

Es por esto que es necesario conocer, según tu tipo de piel y necesidad de exposición, la cantidad de tiempo recomendado para que tu cuerpo reciba la cantidad de Vitamina D que realmente necesita.

Aquí algunas de las recomendaciones que debes tener en cuenta a la hora de exponerte al sol para recibir la Vitamina D de manera natural:

Blog 1- imagen 2
  • Si estás de vacaciones de verano, es importante que entre las 12 y 16 horas te protejas, ya que es cuando el sol tiene más fuerza.
  • Evita a toda costa la exposición sin ningún tipo  de protección, esto también te ayudará a controlar marcas y manchas.
  • Toma agua con mucha frecuencia, ya que si te estás hidratando de manera regular, tu piel se protegerá contra los fuertes rayos solares.
  • Durante días nublados usa bloqueador solar.
  • Utiliza gorras y sombrillas si estás en la playa, así como también reforzar el bloqueador cada vez que te bañes.

Estas son solo algunas recomendaciones generales, recuerda siempre consultar a tu médico de cabecera y #FortaleceLoQueAmas.

TAMBIÉN PODRÍA GUSTARTE Ver más relacionados

Leave Comments